Somos excelencia en Capital humano

Estamos orientados a brindarle la atención y más esmerada acesoria.

Todo lo que búscas en Carrocería

Rines,Parachoques,Faros,Puertas,Retrovisores,Parrillas y mucho más.

Sómos Especialistas

Comercializamos las mejores marcas del mercado.

Las piezas que necesita su vehiculo están aquí

Además de repuestos tenemos todo en Carrocería.

La mejor ubicación de Caracas

Ubíquenos en La Trinidad,Calle Bolivar con Calle Providencia.Caracas

martes, 9 de agosto de 2016

¿Tu carro se está Recalentado?


Una falla muy común es que a nuestros autos se les suba la temperatura como si algún virus indeseado entró al motor, las causas pueden ser diversas pero es importante que sepamos hasta donde pueden llegar las consecuencias sino prestamos atención a estos calenturones repentinos.

Muchos de nosotros hemos visto en la vía a cantidad de personas accidentadas con el capot abierto simulando alguna especie de dragón indigestado echando vapor de agua por todos lados y escurriendo líquidos verdes y rojos por debajo, ¿es una escena común vedad?, bueno esa película de dragones más que familiar puede ser del género del género horror  si no reaccionamos a tiempo. 

Desde agregar liquido al radiador y no colocar la tapa, rodar el carro con poco refrigerante, alguna falla en el recipiente o manguera, problemas en la bomba etc, puede subirle la temperatura de forma tan dramática que podríamos perder todo un motor entero a causa de esto y comúnmente eso es lo que sucede si las personas no prestan atención o no conocen sus consecuencias.

El radiador es el encargado de enfriar el motor internamente de la mano con la bomba de agua, trabajando conjuntamente en sacar y meter el líquido refrigerado para mantenerlo a una temperatura estable durante las jornadas. Este proceso de entrega de agua, enfriamiento y retorno puede verse alterado si la persona que se encarga de su revisión (comúnmente el propietario) no toma precauciones o desconoce cómo funciona, interviniendo el sistema y alterándolo.

Los radiadores en general trabajan al vacio, es decir, que internamente al subir la temperatura se crea una succión de aire, si una persona abre la tapa cuando está en marcha el motor lo que sucederá es que contaminará el sistema llenándolo de burbujas y creando espacios vacios donde la temperatura aumentará exponencialmente, la bomba perderá presión, los sensores encargados de las lecturas darán error y al final todo el sistema fallara dejándonos botados en plena via como el dragón mencionado antes.
Para entender las cosas mejor, tome nota de los errores comunes que comete la gente para que a usted no le suceda:

Si usted se le recalentó el automóvil y repuso el líquido sin purgar, debe purgarlo en frio para eliminar todas las burbujas de aire que están en el sistema.

Recuerde utilizar líquido refrigerante para que su bomba de agua funcione perfectamente y no se oxide.
Cuando haga el cambio de líquido cerciórese de tener todos los purgadores abiertos y cerrarlos uno a uno según su circulación hasta llegar nuevamente al envase.

Cuando reponga liquido, verifique que la tapa quede bien cerrada para evitar que al momento de subir la temperatura y crearse la succión, no exista forma de que el sistema tome aire.

Verifique regularmente las líneas de mínimo y máximo del recipiente y complételo con el auto apagado y frio.
Tenga siempre en su maleta un recipiente con líquido refrigerante o agua en caso de recalentamiento, ya que podría ser la diferencia entre llegar a casa o usar una grua.

jueves, 21 de abril de 2016

Como reemplazar el aceite de motor en tu Chevrolet Aveo

 
Te ha pasado que cuando llevas tu carro a hacerle el cambio de aceite al concesionario o a tu mecánico de confianza, éste en poco más de 10 minutos  hace el trabajo y luego arrugas tu cara cuando pagas sus honorarios o peor aún tienes que valerte de tu tarjeta de crédito ya que el monto del servicio en el concesionario costo varios días de trabajo. ¿Te pasó por la mente hacerlo alguna vez y no haz sumado la suficiente voluntad de hacerlo por miedo o por desconocimiento?, seguramente si y muchísimo, para ello te daré ese empujoncito que requieres para que pongas manos a la obra y puedas ahorrarte ese dinero y gastarlo en algún gusto que quieras darte.

El cambio de aceite es importante ya que tiene una pérdida de propiedades debido al uso que al deteriorarse se hace necesario su reemplazo. Puedes ampliar esta información en nuestro artículo de dicado el tema. 

Luego de haber cumplido tu kilometraje deberás saber el tipo de aceite que usas (infórmate aquí ), cual es la marca que acostumbras a comprar, la cantidad de aceite que requiere tu motor y el modelo de filtro de aceite que usa.

Despejadas estas dudas podemos enfocarnos en el trabajo. El principio del cambio de aceite es similar en casi todos los carros y este post aunque dice Aveo es aplicable a otras marcas, ya que el procedimiento es el mismo.

Manos a la grasa:

Si eres principiante sin noción alguna del tema haz lo siguiente:

Rueda tu carro unos kilómetros para que el aceite que está en el motor se caliente y pueda escurrir.
Listo el paso anterior, abre la capota del carro y ubica la tapa de aceite. Te recomiendo tengas un trapo viejo a la mano para que te limpies ya que los residuos de ollin estará por todos lados. Si eres muy escrupuloso unos guantes de latex podrían protegerte mejor de la mugre. Desenrosca la tapa y colócala sin roscar en el mismo lugar para evitar la entrada de algún objeto que se encuentre en la zona y por casualidad vaya a parar dentro del camarín (cosa que ha pasado).

Floja la tapa tendrás que ubicar el tapón del aceite que está debajo del motor en un recipiente llamado carter, este depósito es donde la bomba se encarga de bombear el aceite a todo el sistema interno y es el que contiene todo el aceite sedimentado cuando el motor está apagado.

 
Imagen obtenida de reparatumismo.org

Coloca un bote justo debajo del tapón y sácalo. Quizá una llave allen o una ajustable son las que requerirás para tal fin.

Al sacarlo verás como un fluido negro espeso sale como torrente de él. Deja que escurra todo lo que pueda hasta que deje de gotear. 

Cuando ya veas que apenas escurre podemos pasar a reemplazar el filtro. Para ello antes desplaza el bote que recolectó el aceite del carter y trasládalo justo debajo del filtro. 

Imagen obtenida de reparatumismo.org



Tendrás que usar una herramienta especial para aflojarlo (no vendría mal que la compraras), las hay de varios tipos entre ellos la de cadena, la de cinta y de mordaza. Yo uso la de cinta y quizá no sea la mejor ya que al aceitarse desliza  no trabaja bien.



Luego de aflojarlo en esa estrechura en la que casi todos los carros tienen el filtro verás un remanente de aceite caer al bote que previamente colocaste abajo, déjalo escurrir y termina de sacarlo para reemplazarlo por el nuevo.

Es importante que cerciores que tu reemplazo tenga una goma donde asentará el filtro evitando fugas. A veces esta goma viene separada del repuesto y si no la colocas podrías perder el aceite fundiendo tu motor.

Róscalo con la mano hasta donde puedas, recuerda limpiarte bien las manos para que tu adherencia sea mejor y puedas apretarlo.

Luego de ajustarlo hasta donde tus fuerzas llegaron, utiliza tu herramienta (suncho) para terminar de apretarlo. (No te mandes una apretada demasiado fuerte porque podrías romper la goma que sella), utiliza tu sentido común para el caso.

Vuelve al tapón del carter y róscalo de nuevo, déjalo como estaba al principio bien ajustado para evitar fugas.

Sólo te resta vaciar el nuevo aceite por el boquete para tal fin, si aquel que dejamos con la tapa desenroscada al principio. 

Al haber introducido el nuevo aceite, cerciórate de roscar la tapa nuevamente y hacer una medición final de su nivel.

Con estos sencillos pasos podrás comerte una pizza o hamburguesa con el dinero que ahorraste al hacerlo tú mismo.

Hasta la próxima.

Sherandoe Montilla / Turepuestchevrolet.com
Un desarrollo de Autotiendas GMC

lunes, 11 de abril de 2016

El mal olor en el aire acondicionado


Es de mi gusto referirme a un tema cuando a representado alguna anécdota de la que más allá de la teoría pueda sacarle mayor provecho en cuanto a aprendizaje, esta vez como ya habrán leído en el título les hablaré de el mal olor que expele el aire acondicionado cuando lo encendemos resultando ser muy desagradable. El mal olor como muchos sabrán así como otros no, es causado por la acumulación de  humedad y hongos en la ductería del sistema, cuya intensidad puede incrementarse si no tomamos medidas al respecto. 

En mi caso el tema del olor fue quizá el colmo del  problema, ya que tengo dos hijos pequeños y a uno de ellos le encanta agarrar insectos y conservarlos de mascota hasta que se mueren secos en alguna caja de cerillos o frasco. Fue el caso que una mañana pasábamos unas agradables vacaciones en la finca  de un amigo nuestro en una región del país (Venezuela) donde hacía mucho calor, abundaban los chiribitales y los cactus. En dicho lugar, los animalitos que abundaba eran los lagartijos, adaptados muy bien a las condiciones del sitio y el calor. Mi hijo mayor cual Bear Grills se pasaba ratos buscando a los escurridizos reptiles bajos las hojarascas y ramales en aquellos campos capturando algunos de ellos y conservándolos. Salimos un día a pasear a una gran laguna y el frasco donde llevaba sus ejemplares cazados se volcó y salieron por todos lados. Al momento logró atraparlos casi todos pero uno de ellos desapareció. Pasó el tiempo y ya eran semanas las que distaban de aquel momento. Un dia en el marco de la puerta apareció el lagartijito totalmente empotrado en una hendidura, muerto y tieso. Mi hijo lo tomo y comentamos lo que aquel día sucedió, sólo hasta que se le ocurrió la maravillosa idea de meterlo por la rejilla del aire acondicionado que esta sobre el tablero. Lloró al no poder rescatarlo y por más que intente sacarlo aquellas cavernitas obscuras lo engulleron.

Pasó el tiempo y empezó a salir un olor a podrido cada vez que se encendía el aire, supongo que nuestro amigo lagartijo caería en algún escondrijo de los ductos quedando atrapado y desintegrándose lentamente con la humedad que por allí pasaba. El asunto del olor llegó a ser insoportable y tuvimos que dejar de usar el sistema hasta que nuestro reptil desintegrado terminara de disolverse y dejara de oler.

Si bien este caso fue la excepción extrema del tema, no pudimos remediar el asunto inmediatamente.


¿Qué debo hacer para eliminar los olores desagradables?  

En el fondo uno quisiera desarmar todo y limpiarlo, pero las alternativas para la limpieza de los conductos  no son muy diversas y pasan también por realizar un par de trucos para evitar el mal olor.

Inicialmente y descartando aquellos casos como el del lagartijo, el mal olor se genera por la acumulación de bacterias, ácaros y hongos adheridos a las paredes de los ductos, estos pueden manejarse rociando spray antibacterial en todas las salidas del aire para así lograr la eliminación parcial de dichos invasores. La mayoría de estos productos en spray vienen dotados de una larga manguera que te permitirá un alcance más profundo en dichas tuberías.

También debemos saber que la humedad es el clima perfecto para la proliferación de las bacterias y otras alimañas mal olientes, para ello recomendamos que cada vez que terminemos de utilizar el aire acondicionado encendamos la calefacción por unos 10 minutos en pro de eliminar aquella humedad residual y eliminar una buena cantidad de ácaros. 

Manda al servicio del aire un par de veces al año para que hagan una revisión completa de tu sistema y recargue el gas refrigerante.

Si tu hijo dejó caer un insecto por los ductos, solo te queda colocar un aromatizador de ambiente para soportar el olor ;-D .

Hasta un próximo artículo.
Sherandoe Montilla
Turepuestochevrolet.com, un desarrollo de Autotiendas GMC.

jueves, 24 de marzo de 2016

Los peligros de viajar en la noche.


















Todos aguardamos los días festivos para darnos una escapada junto a nuestra familia a algún lugar que nos divierta y distraiga de la cotidianidad. Dichos viajes generalmente se hacen junto a esposa, hijos, suegras, amigos o solos con el vehículo familiar repleto de cosas para usar en esos días de tranquilidad.

Muchas personas aprovechan la noche para realizar el viaje considerándolo como un ahorro de tiempo en función de alargar y disfrutar más del día, pero estadísticamente tomar esa decisión aumenta los riesgos de accidentes por múltiples factores que son propios de la falta de luz.

La noche en si misma disminuye la visibilidad de los conductores hasta un 80% dejando un recurso visual de sólo 20% que en muchos casos se ve disminuido por otros factores atribuirlos a defectos de luz, mala calibración, suciedad del parabrisas y problemas de vista, si bien es cierto estas disminuciones nos dejan con una capacidad de maniobra tan reducida que habría que pensarlo dos veces antes de salir del estacionamiento con nuestra familia sin antes haber tomado las previsiones necesarias.

Tomando en cuenta ese puñado de cosas que juegan en nuestra contra y que son muchas más, vamos a puntualizar ciertos detalles que debemos manejar antes de salir de casa de noche y poner en riesgo nuestras vidas y la de terceros.

















Faros tostados y bombillos buenos:
Primeramente si consideramos viajar entre las tinieblas debemos saber si nuestras luces están funcionando perfectamente, eso incluye que nuestros bombillos tanto en alta como en baja funciones perfectamente, además de revisar si nuestra mica está deteriorada podamos previamente mandarla a pulir para que la opacidad generada por el daño solar no reduzca la salida de la luz.

El descanso previo:
Si estamos consientes de que la rueda será larga es recomendable dormir en la tarde para que dispongamos de unas baterías extras a la hora de que el cansancio aparezca y haga de las suyas. Salga temprano y descanse lo más que pueda antes de la hora de salida.

















Una vía sin sorpresas:
Es recomendable que la vía que vayas a tomar la estudies previamente conociendo los lugares por donde pasarás y que riesgos puedes correr, un ejemplo de ello son los animales silvestres que cruzan de un lado a otro, que pueden algunos no ser problemas para tu auto si son pequeños o rastreros pero si tan grandes como un burro o una vaca que podrían matarte si los embistes. Otro gran riesgo son las vías muy elevadas como las que surcan páramos con acantilados sin iluminación vial, sin rayado y sin barandas, también las vías estrechas y sinuosas o muy solitarias rodeadas de chiribitales. Como vez, son muchas cosas las que debes prever cuando asumes el compromiso de viajar de noche, por eso considera si es primera vez que vas por esos caminos valerte de un gps y un mapa e identificar en que tramos deberás poner más atención en el volante y a la velocidad en la que te desplazas.

Mientras más rápido conduzcas más rápido llegarás al cielo:
Que sabroso es hundir nuestro zapato en el acelerador y volar por la vía sin ataduras al ritmo de una canción como esta:  https://www.youtube.com/watch?v=cV2JUmQRXWk, ¿verdad?, y voltear a ver tu copiloto rendido, los niños atrás durmiendo a boca abierta roncando despreocupados mientras tu despegas en tu F16 que enciende el asfalto a mas de 140kmH, muy estimulante creo, pero como en 2 segundos cualquier factor podría descontrolar tu mundillo de fantasías y precipitarte a la pesadilla más terrible gracias a tu imaginación desatada, si mi amigo así de crudo es y de instantáneo le cambia la vida a todos dentro del vehículo por un suceso inmanejable que a esa velocidad resulta imposible de controlar.

Si vas de día y mucho más de noche limítate a conducir a una velocidad que te permita lo mínimo de maniobra para sortear los peligro que la penumbra escode y que sólo tus faros pueden develar a esos escasos metros entre tu auto y aquello que puede resultarte fatal.

Cuéntale tu vida al copiloto:
¿Ya tiene sueño y no sabes cómo mantenerte despierto?, bien puedes hacer varias cosas para palear la situación: una de ellas y la más segura es detenerte y dormir unos minutos, la otra es abrir la ventanas para que el aire circule y te refresque la cabina en busca de ahuyentar la somnolencia y si hace frio mejor, también puedes colocar música estridente, yo particularmente como soy fanático del rock no me afecta lo pesado y duro, acá algo que podría servir para no dormirte: https://www.youtube.com/watch?v=zGixQ8tKlYw, recuerda que mientras más molesto mejor te alejará de los brazos de Morfeo, si todo esto no resulta y despertaste a todos en el auto y tú sigues con sueño es hora de despertar al copiloto y contarle tu vida a ver si con eso lo logras.

La hipnosis de la línea blanca:
Todos sabemos que algo repetitivo y monótono puede hacernos caer en alguna especie de trance o distracción que nos desconecta de la realidad y más aún si el factor sueño nos acecha podríamos apartarnos por segundos de la realidad ocasionando la supresión de nuestros sentidos y en consecuencia perder el control de lo que hacemos, pues bien atentos a fijar la mirada por mucho tiempo a la línea divisoria de la carretera y más aún si es monótona ya que su serpenteo puede aislarnos de la realidad y distraernos por segundos de lo que hacemos detrás del volante, es un fenómeno comprobado y del que debemos estar atentos.

















Suciedad en el parabrisas:
Éste no requiere de mucho esfuerzo  y evitarlo sólo implica vaciarle una cubeta jabonosa a tu parabrisas para quitar el rastro de aceite que fragmenta la luz de los autos al conducir de noche y que hace ver toda la luz en forma de prisma, límpialo bien y aprovecha de chequear el estado de tus cepillos, acá te dejo un post muy completo para que hagas éste chequeo.

Espero que cada uno de estos punto te sirvan para estar atento a la hora de decidir tomar carreteras en la noche, recuerda que serás el responsable de todo lo que suceda mientras estés al mando del volante.

Hasta el próximo artículo.
Por Sherandoe Montilla / turepuestochevrolet.com - Autotiendas GMC

lunes, 14 de marzo de 2016

Aprende sobre los cepillos limpia parabrisas, el desgaste y sus causas.



















Somos muchos los que vemos como gradualmente la visibilidad se pierde a causa de un mal escurrido del agua en nuestro parabrisas y generalmente nos damos cuenta de eso cuando entra el invierno al notar que en cada pase de los cepillos deja una película de agua que empeora y aumenta nuestra opacidad visual. Este síntoma es muy común y puede responder a varias causas de las que podríamos nombrar según su cotidianidad:

Vencimiento de las gomas encargadas del arrastre del agua.

Incrustación de partículas de polvo entre el cepillo y el vidrio.

Endurecimiento.

Defectos de instalación.

Estos cuatro puntos principales podemos clasificarlos como comunes sin descartar cualquier otra causa quizá exótica por así decirlo. En éste sentido debemos ser cuidadosos de no incurrir en prácticas que acorten la vida de nuestro accesorio ya que si nos sorprende una lluvia será molesto enterarnos por las malas de que tus cepillos estan dañados.



















¿Qué debemos hacer?

1- En primer lugar saber que si activamos nuestro motor limpia parabrisas y el vidrio está seco, toda esa mugre depositada compuesta de tierra, hollín, viseras de insectos y demás partículas diversas acabarán por lijar el componente de las gomas. 

La solución: Sabemos que muchos de nosotros hemos tropezado las palancas que activan el motor sin percatarnos y también aquellos que tienen niños pequeños nos han dejado cuenta de sus travesuras en el volante cuando pasamos el switch y desde el aire hasta el limpia parabrisas encienden ¿verdad?, más no les culpo ya que es común, pero quiero aconsejarles que antes de activarlos cerciórense de que previamente los hayan mojado para que el daño sea menor.

2-Los cepillos están expuestos a los elementos  todo el tiempo y ese maltrato arruina sus componentes, los deteriora y endurece. Esta vida a la intemperie acorta su utilidad, reduciendo su eficiencia hasta llegar a ser totalmente inútiles.

La solución: Sin prometer milagros, podríamos alargar la vida de las gomas limpiándolas periódicamente e hidratándolas con vaselina ya que “algunos dicen” que puede ablandar las gomas extendiendo su vida útil. Recuerda que si decides hacerlo debes de limpiar bien los residuos para que no contamines el vidrio de esta grasa.

3-El aceite y el exceso pases también desgastará tus cepillos, para ello procura eliminar esa película grasienta que se adhiere a tu parabrisas recogida en el ambiente y que te obliga a darle más trabajo a tus cepillos para tratar de ver a través de ella.

La solución: carga en el depósito de agua algún liquido limpia parabrisas a base de vinagre o jabón para que esa película desaparezca y el rendimiento de tus cepillos sea óptimo.

4-La suciedad incrustada también es un problema y más si nuestros autos los estacionamos debajo de un árbol, rellenando el espacio entre el vidrio y el cepillo  que posteriormente marca medialunas en el vidrio cuando encendemos el motor.

La solución: utiliza un trapo húmedo y levanta los cepillos a 90°, límpialos y déjalos sin residuos, puedes humedecer el paño con vinagre para eliminar restos de aceite, notarás si es primera vez que lo haces como en tu trapo se adhiere una pasta color negro o marrón que no es más que toda la mugre que recoge y arrastra los cepillos cada vez que trabajan. No dudo que en esa crema de suciedades esté incluido restos de nuestro cepillo hecho polvo.

5-Una mala instalación también puede hacer que el trabajo salga deficiente y peor aún es común ver que por dicha causa veamos una medialuna incrustada en el parabrisas de algún vehículo porque el cepillo salió disparado y dejo el hierro del montaje expuesto rayando el parabrisas.

La solución: cerciórate de seguir las instrucciones de instalación tal y como indica el empaque de los cepillos nuevos y que sean compatibles con tu vehículo.


















Consejos útiles:

Como buen discípulo cada vez que salgas o por lo menos una vez a la semana, no le vendría mal echarle un balde de agua a tu parabrisas para retirar la suciedad, si es posible echa mano de un trapito para que lo pases por los cepillos.

Se estricto con las medidas de los cepillos y se cauteloso al corroborar que los nuevos sean igual a los que desmontas ya que si colocas tamaños que no son acordes a los de tu marca se rasgarán a la brevedad.
 Utiliza algún líquido limpiaparabrisas en el depósito de agua para así contrarrestar el efecto sartén.

No enciendas los cepillos en seco.

Compra cepillos de calidad y de marcas reconocidas ya que lo barato sale caro al corto tiempo.

Por Sherandoe Montilla / Autotiendas GMC

martes, 8 de marzo de 2016

Las métricas de un caucho y sus límites.



















¿Sabía usted que a los costados de sus cauchos se encuentra una serie de datos importantes que quizá usted desconoce y que podrían ayudarle a elegir más eficazmente la compra y evitar estafas?, bien, si es así, le invito a darse una pasada por este breve post donde le enseñaremos a identificar  como elegir el neumático adecuado.
Todos los neumáticos según las leyes de estandarización deben de fabricarse según normas ISO (International Organization for Standardization), que entre otras cosas obliga a los fabricantes de llanta a grabar las métricas de origen, resistencia, capacidad y muchos otros datos de interés tanto para el fabricante como para el consumidor.

Saber esto es de suma importancia ya que pocos son los que saben estos detalles y quizá no sea raro que muchas de las historias que uno escucha de accidentes ocasionados por estallidos de neumáticos a altas velocidades sean a causa de un uso excedido de dichas capacidades de fabricación.
Vamos a empezar por descifrar la figura de arriba y explicar cada punto, destacando aquellos en los que considero sea importante desmenuzar.


















Lectura de dimensiones:

1- Leyendo de izquierda a derecha en primer lugar siempre encontraran la marca del fabricante, puede ser Michelin, goodyear, pirelli etc, seguidamente nos topamos con el primer código, el cual nos indicará el uso para lo que fue fabricado identificados por las letras (P,LT,T,ST), pasajero, Camioneta ligera, caucho de repuesto, remolque respectivamente.

2- Luego  veremos la anchura del caucho representada en milímetros: 215/ 155/ etc.

3-Enseguida un numero representado en porcentaje según su relación de aspecto radio, es decir 70%,80% etc, mientras más bajo sea el valor, más bajo será la altura, traduciéndose en un mejor desempeño sobre la carretera, su tracción y maniobra en curvas.

4-Lo siguiente es el tipo de construcción de la llanta o estructura interna, representada en R (radial), D (diagonal) y B (Bandas). Casi todos los cauchos que se fabrican en la actualidad son de origen radial o radios.

5-Diametro del Rin.












Información de origen y calidad:

Otro bloque que podremos encontrar agrupado es el que se refiere a la información de fabricación, donde sabremos si los cauchos que estamos comprando no están vencidos y si cumplen con los estándares de calidad, echemos una mirada a que significa:

6- Departamento de fabricación (DOT): estas siglas indican que está fabricado bajo estándares americanos y E3 seguido de otros números es la homologación europea ECE .

7- Código de la fabrica y medida de la llanta: estos valores son del conocimiento del faricante.

8- Datos de fabricación: Estos datos son de suma importancia y nos dice en qué año se fabricó y la semana correspondiente. Aprendamos a ubicar este valor y evitemos la compra de cauchos almacenados por mucho tiempo.

9- Indice de carga y velocidad: Los índices de velocidad y carga generalmente ubicados luego de los códigos de dimensión se representan en dos datos uno numérico y otro alfabético: Ejemplo: “65 R”  NO quiere decir que aguanta 65kmph y R es Racing. Los valores de carga y velocidad están representados en una tabla de valor la cual presentamos a continuación. Pueden como ejercicio utilizarla para verificar los valores que tienen sus neumáticos actuales.


10-  Treadwear: Otra información que debemos saber es el valor Treadwear o valor de resistencia al desgaste,  que supone rendimiento en porcentaje sobre una base de desgaste de 100. Es decir si la base es 100 y nuestro Treadwear es de 160 significa que tiene un 60% más de resistencia al desgaste. Los rangos van desde 60 a 620 basados en una media de 25.000kmts.

11- Tracción o adherencia: Clasifica la adherencia de un neumático en mojado. Indicado en el neumático por la palabra Traction seguida de una o dos letras según la categoría. Hay cuatro categorías, AA, A, B y C de mayor a menor agarre. El test de prueba para esta característica mide la distancia de frenada en recta.

12-Temperatura: Indica la resistencia del neumático a sobrecalentarse a más de 100km/h. Característica que influye directamente en el desgaste del neumático en carretera y en el riesgo ocasional de reventón. Hay tres categorías: A, B y C de mayor a menor resistencia. La mayoría de neumáticos comercializados son A, C es lo mínimo que exige la ley.

13- Tipo de uso: Generalmente se usa para cauchos de invierno, la M y S significan (Mud and Snow). osea barro y nieve, tambien se consiguen en el mercado (M+SE) para uso en barro y nieve pero con clavos. 











Luego de saber toda esta información les aseguro que no podrán engañarles a la hora de comprar un neumático y sabrán elegir cuál de ellos será el que más cualidades reúna para su inversión.

Hasta la próxima.

Sherandoe Montilla / Turepuestchevrolet.com
Un desarrollo de Autotiendas G

martes, 1 de marzo de 2016

¿Refrigerante o Anticongelante?


La temperatura del motor es tema de ocupación y atención de todos los que poseen vehículo, ello implica vigilar y mantener en buen estado nuestro sistema de enfriamiento. Para entender este asunto debemos conocer ciertas propiedades y funciones que cumplen los líquidos encargados de esta tarea. En turepuestochevrolet.com  trataremos de describir aquellos puntos importantes que debe usted manejar a la hora de elegir y conocer qué refrigerante usa su vehículo.

Recuerdo cuando era pequeño mi padre levantaba la capota de aquella wagonner gigantesca y me decía que le echara agua del chorro al radiador. Este lo coronaba una tapa negra de metal oxidado la cual él dejaba floja para que yo pudiese terminar de desenroscarla y ocuparme de  lo encomendado que ni más ni menos hacia con gran gusto. Esas prácticas lógicamente arruinaban todo el sistema de refrigeración ya que no existían los modernos refrigerantes que hoy conseguimos a pesar de que iniciado los 80´s Jack Evans había descubierto la magia de la resistencia a la congelación y la ebullición con el Etilenoglicol y el Propilenoglicol.

El agua sin dejar de ser el mejor líquido en absorber temperatura (capacidad calórica) posee muchísimos puntos débiles, siendo sus minerales uno de ellos, los que se solidifican en el sistema obstruyéndolos y creando una especie de calcio en forma de cáscara que obstruye los conductos, por lo que se utilizaba y NO mi padre, agua destilada.


Otro de los problemas era la corrosión que dejaba a su paso, para lo que era necesario dejarlo en remojo por varios días con químicos como kerosene para que liberase aquella herrumbre desecha que lentamente corroía el metal y que dejaba salir luego de la limpieza un liquido espeso similar a una especie de agua color canela oscuro, desparramada por todos lados como un rio de fango brotado de las mismas entrañas desechas del radiador. Toda una ciencia verdad jejeje!, pues bien podría listar muchas desventajas pero quiero entrar en tema para que sepamos porqué se tuvo que desechar el uso de agua.

Uno de los principales problemas además de todos los antes contados es su bajísima tolerancia a la temperatura, congelándose a -0°C e hirviendo a 100°C trayendo consigo consecuencias diversas de los que nuestro amigo científico mencionado mas arriba resolvió para siempre dándole un giro al tema de la temperatura vehicular.

Los refrigerantes son un compendio de aditivos que evitan todos los problemas que el agua ocasionaba, ya que no solo es el Etilenoglicol que hace el trabajo. Estos líquidos modernos se componen de  anti solidificantes, anticorrosivos, colorantes, agua destilada y otros, ofreciendo una altísima resistencia a la congelación y a la ebullición.


Los refrigerantes estándares están compuestos de agua destilada y anticorrosivo en un rango de -1 ° C hasta 100 ° C, estos no son anticongelantes y podría llamarles agua coloreada ya que su rango es igual al agua normal, solo que no daña el sistema y lo mantiene limpio.

Los Anticongelantes si varían su porcentaje de Etilenoglicol y ofrecen mayor eficacia a la resistencia a la temperatura ya que pueden tolerar temperaturas bajas desde -5°C, -18°C hasta -37°C en igual proporción de capacidad a altas temperaturas desde 105°C, 110°C hasta 130°C.

Ambos productos deberán ser adquirirlos según necesidad y ambiente al que se expondrá su vehículo donde hallará muchísimas opciones en el mercado en versiones concentradas y listas para usar. Recuerda leer bien la etiqueta y asesorarse con su distribuidor de autopartes de confianza.
Para resumir debemos buscar en un refrigerante o anticongelante.

•    Buena capacidad calorífica.
•    Baja temperatura de congelación.
•    Alta resistencia a la temperatura de ebullición.
•    Propiedades correctas anticorrosivas, y anti incrustantes.


Para cerrar quiero hacer mención de los refrigerantes inorgánicos y orgánicos, ya que desde el 2014 los carros nuevos  vienen con refrigerantes de última generación (orgánicos) y no deben mezclarse en ningún caso con los inorgánicos que venimos acostumbrados a usar.

Su principal diferencia es que los antiguos (inorgánicos) tienden a degradarse más rápidos y afectan el medio ambiente y la capa de ozono a diferencia de los orgánicos que no contaminan y tienen una mayor tolerancia a la temperatura que ronda hasta los -40°C y duran mucho más.


No mezcles las naturalezas de estos dos productos ya que hay mucha información en foros especializados indicando lo terrible que resulta esta unión, además recuerda de no utilizarlos (orgánicos) en radiadores de latón o cobre ya que su uso es sólo para los fabricados en aluminio.

Hasta la próxima.

Sherandoe Montilla / Turepuestchevrolet.com
Un desarrollo de Autotiendas G