jueves, 21 de abril de 2016

Como reemplazar el aceite de motor en tu Chevrolet Aveo

 
Te ha pasado que cuando llevas tu carro a hacerle el cambio de aceite al concesionario o a tu mecánico de confianza, éste en poco más de 10 minutos  hace el trabajo y luego arrugas tu cara cuando pagas sus honorarios o peor aún tienes que valerte de tu tarjeta de crédito ya que el monto del servicio en el concesionario costo varios días de trabajo. ¿Te pasó por la mente hacerlo alguna vez y no haz sumado la suficiente voluntad de hacerlo por miedo o por desconocimiento?, seguramente si y muchísimo, para ello te daré ese empujoncito que requieres para que pongas manos a la obra y puedas ahorrarte ese dinero y gastarlo en algún gusto que quieras darte.

El cambio de aceite es importante ya que tiene una pérdida de propiedades debido al uso que al deteriorarse se hace necesario su reemplazo. Puedes ampliar esta información en nuestro artículo de dicado el tema. 

Luego de haber cumplido tu kilometraje deberás saber el tipo de aceite que usas (infórmate aquí ), cual es la marca que acostumbras a comprar, la cantidad de aceite que requiere tu motor y el modelo de filtro de aceite que usa.

Despejadas estas dudas podemos enfocarnos en el trabajo. El principio del cambio de aceite es similar en casi todos los carros y este post aunque dice Aveo es aplicable a otras marcas, ya que el procedimiento es el mismo.

Manos a la grasa:

Si eres principiante sin noción alguna del tema haz lo siguiente:

Rueda tu carro unos kilómetros para que el aceite que está en el motor se caliente y pueda escurrir.
Listo el paso anterior, abre la capota del carro y ubica la tapa de aceite. Te recomiendo tengas un trapo viejo a la mano para que te limpies ya que los residuos de ollin estará por todos lados. Si eres muy escrupuloso unos guantes de latex podrían protegerte mejor de la mugre. Desenrosca la tapa y colócala sin roscar en el mismo lugar para evitar la entrada de algún objeto que se encuentre en la zona y por casualidad vaya a parar dentro del camarín (cosa que ha pasado).

Floja la tapa tendrás que ubicar el tapón del aceite que está debajo del motor en un recipiente llamado carter, este depósito es donde la bomba se encarga de bombear el aceite a todo el sistema interno y es el que contiene todo el aceite sedimentado cuando el motor está apagado.

 
Imagen obtenida de reparatumismo.org

Coloca un bote justo debajo del tapón y sácalo. Quizá una llave allen o una ajustable son las que requerirás para tal fin.

Al sacarlo verás como un fluido negro espeso sale como torrente de él. Deja que escurra todo lo que pueda hasta que deje de gotear. 

Cuando ya veas que apenas escurre podemos pasar a reemplazar el filtro. Para ello antes desplaza el bote que recolectó el aceite del carter y trasládalo justo debajo del filtro. 

Imagen obtenida de reparatumismo.org



Tendrás que usar una herramienta especial para aflojarlo (no vendría mal que la compraras), las hay de varios tipos entre ellos la de cadena, la de cinta y de mordaza. Yo uso la de cinta y quizá no sea la mejor ya que al aceitarse desliza  no trabaja bien.



Luego de aflojarlo en esa estrechura en la que casi todos los carros tienen el filtro verás un remanente de aceite caer al bote que previamente colocaste abajo, déjalo escurrir y termina de sacarlo para reemplazarlo por el nuevo.

Es importante que cerciores que tu reemplazo tenga una goma donde asentará el filtro evitando fugas. A veces esta goma viene separada del repuesto y si no la colocas podrías perder el aceite fundiendo tu motor.

Róscalo con la mano hasta donde puedas, recuerda limpiarte bien las manos para que tu adherencia sea mejor y puedas apretarlo.

Luego de ajustarlo hasta donde tus fuerzas llegaron, utiliza tu herramienta (suncho) para terminar de apretarlo. (No te mandes una apretada demasiado fuerte porque podrías romper la goma que sella), utiliza tu sentido común para el caso.

Vuelve al tapón del carter y róscalo de nuevo, déjalo como estaba al principio bien ajustado para evitar fugas.

Sólo te resta vaciar el nuevo aceite por el boquete para tal fin, si aquel que dejamos con la tapa desenroscada al principio. 

Al haber introducido el nuevo aceite, cerciórate de roscar la tapa nuevamente y hacer una medición final de su nivel.

Con estos sencillos pasos podrás comerte una pizza o hamburguesa con el dinero que ahorraste al hacerlo tú mismo.

Hasta la próxima.

Sherandoe Montilla / Turepuestchevrolet.com
Un desarrollo de Autotiendas GMC

0 comentarios:

Publicar un comentario